Consejos sobre calefacción y refrigeración

Sepa cómo vivir confortablemente y ahorrar energía.
Mantenga su casa fresca en verano y cálida en invierno con estos consejos para ahorrar dinero con su caldera o aire acondicionado central.

 

Consejos para una calefacción y refrigeración eficientes

  • 1 Cambie el filtro de aire regularmente

    Verifique el filtro todos los meses, en especial durante los meses de mayor uso (invierno y verano). Si el filtro parece sucio después de un mes, cámbielo. Como mínimo, cambie el filtro cada tres meses. Si el filtro está sucio, el flujo de aire es más lento y el sistema debe trabajar forzado para mantener calefaccionado o refrigerado el ambiente malgastando energía. Un filtro limpio también previene la acumulación de polvo y suciedad en el sistema que provoca altos costos de mantenimiento y la falla prematura del sistema.

  • 2 Ponga a punto el equipo de HVAC anualmente

    Si una puesta a punto del automóvil puede mejorar el consumo de combustible, la puesta a punto anual del sistema de calefacción y refrigeración puede mejorar la eficiencia y el confort.

  • 3 Instale un termostato programable o inalámbrico

    Un termostato programable es ideal para quienes están mucho tiempo fuera de casa en períodos establecidos durante la semana. Gracias al uso correcto de la configuración preprogramada, el termostato programable permite ahorrar alrededor de $180 por año en costos de energía.
    Un termostato inalámbrico le permite controlar el termostato mediante el teléfono u otro dispositivo inteligente.

  • 4 Selle los conductos de calefacción y refrigeración

    Los conductos por los que circula el aire desde y hacia la caldera de aire forzado, el acondicionador de aire central o la bomba de calor suelen ser responsables de pérdidas de energía. El sellado y el aislamiento de los conductos puede mejorar la eficiencia del sistema de calefacción y refrigeración hasta en un 20 por ciento y a veces mucho más.
    Si está interesado en realizar un evaluación de conductos, comuníquese con un contratista profesional que evaluará los conductos para determinar cuáles deben ser las mejoras. Para obtener información adicional, consulte el folleto sobre sellado de conductos de ENERGY STAR®.

  • 5 Considere instalar equipos de calefacción y refrigeración con certificación ENERGY STAR®

    Si su equipo de HVAC tiene más de 10 años de antigüedad o no brinda confort a su vivienda, hágalo evaluar por un contratista experto en HVAC. Si no funciona de forma eficiente o debe ser cambiado, considere reemplazarlo por una unidad con certificación ENERGY STAR. Quizás haya rebajas disponibles a través de Mass Save o el fabricante de su nuevo sistema.
    Según su lugar de residencia, el reemplazo de su antiguo equipo de calefacción y refrigeración por otro con certificación ENERGY STAR podría significarle una reducción de $200 anualmente en su factura de electricidad. Antes de invertir en un nuevo sistema de HVAC, asegúrese de haber resuelto las fugas de aire en la vivienda y en el sistema de conductos. A veces, éstos son los verdaderos causantes del problema y no el equipo de HVAC.

  • 6 Solicite información sobre la correcta instalación de su nuevo equipo

    El reemplazo de un equipo antiguo de calefacción y refrigeración por un modelo nuevo eficiente energéticamente es un buen comienzo. Pero para obtener el máximo rendimiento, asegúrese de que el equipo esté correctamente instalado. De hecho, una instalación incorrecta puede reducir la eficiencia del sistema hasta en un 30 por ciento, aumentar el gasto en energía y tal vez acortar la vida útil del equipo.

    *

    Asegúrese de preguntarle a su contratista si su trabajo se ajusta a los lineamientos de ENERGY STAR y de Air Conditioning Contractors of America (ACCA). Estos lineamientos incluyen:

    Determinación del tamaño correcto del equipo
    La instalación de un equipo con el tamaño adecuado para su vivienda es esencial para obtener mejor rendimiento y mayor confort. Al comprar un nuevo equipo de calefacción y refrigeración, muchos propietarios creen que cuanto más grande mejor. Pero, en realidad, un sistema demasiado grande no creará un ambiente confortable debido a los frecuentes ciclos de encendido y apagado del compresor. Si el tamaño no es correcto, es posible que los componentes del sistema sufran un mayor desgaste con el consiguiente acortamiento de la vida útil del equipo. A fin de asegurar la elección del tamaño correcto, el contratista debería suministrarle una copia de los cálculos de pérdida/ganancia de calor de su vivienda para sus archivos.

    Sellado de conductos
    Para asegurarse de que los conductos estén correctamente sellados, el contratista debería realizar una prueba de índice de fuga. Si los conductos presentan muchas fugas (p.ej., más del 20% del aire que circula por el sistema se fuga a espacios que no se desea calefaccionar ni refrigerar), el contratista debería usar un sellador de conductos (masilla), una cinta con soporte metálico (lámina) o un aerosol sellador para sellar las costuras y conexiones de los conductos. Una vez sellados los conductos, solicite al contratista que los envuelva con material aislante.

    Carga apropiada de refrigerante (acondicionadores de aire centrales y bombas de calor únicamente)
    Un sistema correctamente cargado funcionará con mayor eficiencia y tendrá una vida útil más prolongada. Para asegurar que el sistema tenga la cantidad correcta de refrigerante, el contratista debe probar y confirmar que el sistema esté correctamente cargado. Si el sistema no está correctamente cargado, el contratista debería realizar los ajustes necesarios agregando o eliminando refrigerante.

    Optimización del flujo de aire
    Si el flujo de aire del sistema de calefacción y refrigeración es demasiado alto o demasiado bajo, es posible que surjan problemas y deba abonar facturas de servicios públicos más abultadas. El contratista debería realizar pruebas del flujo de aire y realizar los ajustes necesarios para un óptimo rendimiento.

  • 7 Utilice cortinas y persianas para controlar el poder calentador del sol

    Durante el invierno, mantenga las cortinas y persianas de las ventanas orientadas al sur abiertas durante el día para que la luz solar entre y caliente la vivienda, y ciérrelas de noche para reducir el frío que transmiten las ventanas frías. Durante el verano, cierre las persianas y cortinas durante el día para mantener el calor y el sol fuera de la casa y ábralas por las noches.

  • 8 Disponga los muebles de modo de promover el máximo flujo de aire

    Asegúrese de que los muebles o cortinas estén alejados de los radiadores o salidas de aire de calefacción para promover el máximo flujo de aire de su calefactor.

Explore más temas