Proyectos de calor y potencia (CHP) combinados

Conozca los beneficios de CHP para grandes edificios públicos y comerciales
Los sistemas CHP generan energía eléctrica y calor simultáneamente y convierten el calor de desecho en energía útil. Como resultado de ello se reducen el desperdicio y la huella de carbono, y se obtiene hasta un 80% de eficiencia energética.

 

¿Porqué CHP es adecuado para su empresa?

CHP es la generación simultánea de energía eléctrica y térmica a partir de una sola fuente de combustible, tal como el gas natural. Por ejemplo, cuando se acopla a un generador, un motor alimentado a gas natural produce energía eléctrica. El motor produce además calor residual por el gas de escape del motor, así como también calor desechado a través del radiador, para mantener el motor y el lubricante a temperatura óptima. Este calor normalmente malgastado puede capturarse para producir vapor o agua caliente que se destinan a los procesos de calefacción, agua caliente hogareña o de fabricación. El vapor o agua caliente producido por el equipo CHP reduce la cantidad de combustible que, de otro modo, emplearía la caldera del establecimiento para estos usos finales.

La eficiencia global de un sistema CHP puede llegar al 80%, superando la eficiencia de potencia generada desde una planta central y entregada a través del sistema de transmisión y distribución (~ 35 a 40% de eficiencia), combinada con la producción in-situ de energía térmica.  Además, gracias a su mayor eficiencia, los sistemas CHP a menudo dejan una menor huella de carbono debido a las menores emisiones de gases de efecto invernadero.
Otros beneficios significativos de los sistemas CHP pueden incluir la capacidad de corriente eléctrica en modo de espera y un mejor control de la potencia, según el tipo de generador y los controles empleados en el sistema CHP. Si esas capacidades son de su interés, discuta las opciones y costos con su proveedor de sistemas CHP.  Además, los programas de incentivos de eficiencia energética federales, estatales y de compañías de servicio en relación con los sistemas CHP pueden mejorar significativamente el aspecto económico del proyecto.
A fin de obtener el máximo beneficio de una instalación CHP, la energía térmica generada por el equipo CHP debe ser plenamente utilizada por el establecimiento anfitrión. Las mejores aplicaciones de CHP son las utilizadas en establecimientos con muchas horas de funcionamiento al año y una carga térmica continua. Los establecimientos en que las cargas eléctrica y térmica coinciden en gran medida son ideales para este tipo de sistemas.  Ejemplos de tales aplicaciones incluyen los procesos industriales que necesitan calor y energía durante el mismo período (en particular los que funcionan 24/7), y las aplicaciones comerciales tales como hoteles, hospitales, asilos de ancianos, escuelas, universidades, lavaderos, establecimientos sanitarios y edificios de apartamentos con muchas unidades. Una carga térmica y eléctrica constante durante las 24 horas tiene importancia clave para lograr rentabilidad de la inversión de capital en un sistema CHP dentro de un período razonable.

Los incentivos disponibles para proyectos CHP están concebidos para alentar el "dimensionamiento correcto". En general, los sistemas CHP que se dimensionan sin tener en cuenta las medidas disponibles de eficiencia energética tanto eléctrica como térmica pueden quedar, en última instancia, sobredimensionados respecto de la eventual carga eléctrica y térmica del edificio. Esto suele suceder cuando las medidas de eficiencia energética para un edificio estándar se implementan después, y no antes, de haber determinado el tamaño del sistema CHP y haberlo instalado. Los incentivos ofrecidos para unidades CHP están pensados específicamente para desalentar una “incorrecta determinación” del tamaño del sistema. Se otorgan mayores incentivos a los proyectos que incorporan medidas de eficiencia estándar para edificios con anticipación al proyecto CHP.

Los niveles de incentivo reales se basan en la eficiencia térmica y la eficiencia eléctrica anuales, la generación de energía eléctrica anual, los kW generados durante el período pico ISO co-incidental y los distintos niveles que se describen en las secciones siguientes. Guía para presentar solicitudes CHP. La estructura de incentivos de los niveles 1, 2 y 3 es para proyectos CHP que cumplen con todos los requisitos del Programa de modernización exhaustiva y están relacionados con la instrumentación de proyectos CHP en respaldo de una instalación existente. El primer paso para estimar el nivel del incentivo consiste en determinar el "nivel" del proyecto. Tenga en cuenta que los incentivos específicos variarán según la eficiencia (eléctrica y térmica) anual de un proyecto y otros atributos del mismo. No se garantizan los incentivos tal como se describe en las páginas 14 y 15 de la guía.

Cada Patrocinador aprobará los incentivos sobre la base de sus presupuestos y otros criterios con el fin de administrar sus programas específicos con la máxima eficiencia.

 

Reunión cumbre de la industria del calor y la potencia combinados (23 de junio 2016)

Encuentre su patrocinador de Mass Save

Oops, you forgot something! Please enter a valid zip code.